lunes, 18 de agosto de 2008

Y le dijo adiós


Iraida se despidió, le dijo adiós a sus fantasías.
Su amado, Adam, la hizo salir de su mundo de ensueño, le enseñó lo que era la realidad.
Y ahí estaba ella, tumbada, en aquel viejo árbol, mirando las ruinas de sus fantasías, lo poco que quedaba de ellas, pero ahora no le hacía falta soñar, porque él estaba con ella, y la amaba, tanto que ella rompió su barrera y salió al mundo exterior.
Nadie más le volvería a hacer daño, ya no había necesidad de esconderse tras un mundo de ilusiones, porque ahora tenía a alguien que la cuidaría, y que la protegería siempre.
Siempre había soñado con un cuento de hadas, en el que ella encontraba un príncipe azul, y vivía para siempre feliz, como en los cuentos que su madre le contaba cuando era pequeña.
Pero ahora todo se había hecho realidad.
Tenía un príncipe, ella era su princesa, unidos formaban un amor verdadero.
Juntos habían construido su castillo, un castillo digno de cuento de hadas.

Y le dijo adiós a su anterior vida, para continuar con la nueva.

FIN

2 comentarios:

Calvosaez dijo...

Muy buena cari me ha gustado mucho este final, al final vivira enamorada, aunque fantasias siempre tendra, pero ahora seran otro tipo de fantasias jijiji.

Aiser dijo...

Si, con lo de "le dijo adiós a sus fantasías" me refiero a las fantasias que tenia antes, es decir, esas de sumirse tanto en ellas, que se olvida de la realidad...jeje