jueves, 2 de octubre de 2008

Amiga del Viento


Se puso su vestido rojo, ese que le gustaba tanto, infló tres globos de color azul y otros tres de color rojo y los ató. Después salió al campo, y rodeada de amapolas alzó los globos al cielo, quería ser amiga del viento y entregarle un regalo, globos de colores.
Ocultó su mirada, llena de sufrimiento, tras unas enormes gafas negras, y dejó volar su imaginación.
Quería ser feliz, y poder gritarle al mundo que lo era, pero la vida no se lo permitía.
Estaba sola, sin una amiga a la que contarle sus sufrimientos, sus alegrías…sin una persona que la amara, sin unos padres protectores…
Ella, simplemente, estaba sola, y se estaba enfrentando al mundo, para decirle que no se rendía y que conseguiría ser feliz.
Entonces decidió hacerle un regalo al viento para despedirse de su anterior vida y empezar una nueva, y así con su vestido rojo, rojo como sus preciadas amapolas, se encaminó a una vida nueva, a un mundo diferente, y allí la encontró, la felicidad.

3 comentarios:

raw dijo...

interesante blog y muy reflexivo la verdad me encanta

Calvosaez dijo...

esta ultima es como la vida misma, me gusta mucho como se deja llevar por los globos hacia la felicidad, al igual que nosotros nos dejamos llevar por tus letras en el dificil camino del entretenimiento, gracias por abrirnos las puertas de tu paraiso magico.

Aiser dijo...

gracias a los dos!!
a ti raw gracias por comentar y me alegro muxo de q te guste mi blog y mis historias!!