jueves, 9 de julio de 2009

Un mordisco a la Luna


Anoche quise darle un mordisco a la Luna.
Fue algo que me apeteció.
La vi tan blanquita y redonda, parecía una tortita de azúcar...
Me era imposible alcanzarla y me senté en el balcón sólo para mirarla.
Entonces Lulo, mi amigo, el murciélago rojo, me ayudó.

- Tengo polvo mágico que le robé ayer a un hada. -me dijo.-

Sonreí.
Lulo creó una escalera azul solo para mí.
La escalera mágica me llevó a la Luna.
Subí y le pegué un mordisco, no sabía a tortita ni a azúcar sino a nata, sí, a nata
y a fresa.
Me quedé un rato con Lulo, jugando.
Después pude dormir...en la Luna.

11 comentarios:

La Caperucita que se comió al lobo. dijo...

Puede que algun dia haga una receta de como hervir la luna y mezclarla con los besos.

Un muak :*

Aiser dijo...

Me gustaria leer esa receta.
Besitos.

turistaentupelo dijo...

Polvo mágico que te da un murciélago para llegar a la luna.

Quien diría que el polvo viene de un hada y no de un camello.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

cuantas veces me pasó lo mismo...

Muñequita de todos, princesita de nadie * dijo...

Yo quiero pegarle un mordisco a la luna (:

Me encantan tus relatos.

Bego. dijo...

La próxima vez que subas a la Luna, podrías traerme un trocito, que ahora me he quedado con ganas de probarla :)


Un beso!

Aiser dijo...

Si turista era de un hada...
Gracias muñequita!!
Bego la próxima vez te traeré un trocito, estaba muy rica.

Besos y gracias mil.

marta dijo...

Nata y fresa ¡ÑAM!
Un beso MUYGRANDE :)

Daus dijo...

AHora entiendo cuando la luna esta Cuarto Creciente...
Todo se debe a tu mordisco.-


saludos

Aiser dijo...

Me he aficionado a morder la Luna...ñam ñam

Muchas gracias por comentar a todos, os adoro mucho!

Calvosaez dijo...

Me ha hecho mucha gracia el dibujo, la niña es muy inocente, a su vez feliz y vive siempre en una nube, tiene muchisima personalidad, me encanta como mira en lo alto de la escalera mientras de fondo se ve la luna mordida, genial.