martes, 13 de octubre de 2009

Corazones en los cristales


Aquel día de nieve pintaste esos corazones en mi
coche para que los viera nada más salir de casa.

Después no te volví a ver por la ciudad...
te esfumaste, como si te hubiese tragado la
tierra.

Hoy, todavía te sigo buscando.

9 comentarios:

Pestañas Negras dijo...

Es bonito saber que alguien, aunque parezca desconocido, pinta corazones para ti en algún lugar (:

me gustaría encontrar mañana corazones dibujados en mi ventana.

uuunbesote gris! (: :*

F. A. dijo...

Una lista de la compra sanísima, pura dieta mediterránea.

Y, por qué no, piruletas.

Ela dijo...

tal vez este mas cerca de lo que realmente piensa!
besos guapa

Radamanto dijo...

Como dice Ela, tal ves este a la vuelta de la esquina.

Ayrton Vargas

La niña de los ojos verdes dijo...

Pues no dejes de buscar.

Radamanto dijo...

Recuerda que yo no te dejo de buscar Monica.

Homo Erectus dijo...

¿Es que no es el deseo más voluptuoso que la satisfacción?

Unas veces nos amamos porque nos conocemos, y otras, acaso las más, nos amamos porque nos ignoramos.

Dara Scully dijo...

Los corazones aún siguen ahí.


miau
de
mermelada

REFLEJO DE YO dijo...

MMMMMMMMM ASI QUE POR LAS PIRULETAS TE RECONOCERE?
MMMMMMMMM COMPLICADO
JA JA