domingo, 9 de mayo de 2010

Una piruleta con la forma de tus labios.



*El diario de los labios de Lisabeth III*

Él se llevó la cereza de mis labios y gracias a eso supe que no lo había soñado.

Estuve días, incluso meses, sin volverlo a ver. Mucho tiempo hasta hoy.
Se paseaba con gracia con una chica junto a él. No quise creerlo, ni quise mirarlo por mucho tiempo seguido. Pero no pude apartar la mirada de ellos dos.
Y entonces me vio. Y se quedó mirándome. Su sonrisa me dio tranquilidad, y se acercó hasta mí.
De la chica solo puedo decir, que me la presentó. Es su hermana.

Mi precioso chico me trajo un regalo.

"Una piruleta con la forma de tus labios, esos que algún día podré probar."
Después de decirme eso se despidió de mí con una bella sonrisa y me lanzó un beso volado.

4 comentarios:

Ela dijo...

seguro regresa y le regala también ese beso!

La caperucita que se comio al lobo. dijo...

Pues vaya, ya podría haberlos probado allí mismo. Que ella seguro que se moria de ganas

Nina dijo...

jeje DIOS! cada día me sorprendes más! Me encanta! qué dulce *O*

La Chica Piruleta dijo...

Muchas gracias a las tres!!!
Iré informandoos sobre esta bonita relación.

Besos.