jueves, 25 de junio de 2009

Mi pequeña marioneta


Me encontré a Rosalyn en la calle, junto al cubo de la basura. Alguien la había tirado.
Estaba sucia y algo rota y su vestido de color rojo sangre estaba algo negro.
Me la llevé a casa y la arreglé. También le hice un bonito vestido nuevo, fucsia, con sus zapatos a juego y una pequeña horquilla para la cabeza.
Le lavé un poco el pelo y le puse alguna cuerda que le faltaba, porque la muñeca era una bonita marioneta.
Lo último que decidí fue el nombre. Dudé entre Mary y Rosalyn, me decanté por este último.
Me pareció más apropiado para una marioneta tan preciosa como ella.

Al irme a dormir coloqué a Rosalyn junto a mi cama, en la mesita de noche. La senté mirando hacia mí.
Nunca imaginé que Rosalyn me despertara llorando a mitad de la noche.
Las marionetas no hablan, ni rien, ni lloran... No tienen vida. Pero Rosalyn no es una marioneta cualquiera, es la más especial de todas.

- ¿Por qué lloras? -le dije cogiéndola en brazos.-
- Nadie me quiere, me tiraron a la basura. -siguió llorando.-

La abracé. Era tan bonita.

- A mi me gustas, por eso te traje a mi casa. Desde hoy yo te querré.

Rosalyn dejó de llorar y me regaló una sonrisa.
Mi pequeña marioneta mantiene esa sonrisa desde aquel día, intacta para mí.

Durante el día es una marioneta normal, pero por la noche solemos jugar y hablar, también reímos y si hay que llorar, lo hacemos.



"Bonito es seguir manteniendo a la niña que llevamos dentro y por supuesto la fantasía de nuestros corazoncitos"

5 comentarios:

Javier.S.H dijo...

Que esa niña que llavas dentro nunca crezca. Encantado de pasarme por aquí. Un abrazo

Aiser dijo...

Muchisimas gracias por comentar!!
Tranquilo que nunca crecerá!!

antonio dijo...

paisana
te sigo leyendo
me sigue gustando como escribes

antonio dijo...

te encontre de casualidad
esas cosas de leer a quien lee y sus seguidores.
Y me gustó mucho.

Sr Cabeza de Rosa dijo...

Todo necesitamos, en algún momento, que alguien nos saque de la basura, nos haga un vestido fucsia y nos cosa ese hilo roto.
Sigue jugando así.