jueves, 12 de marzo de 2015

La Chica Piruleta tiene una sonrisa en el corazón



El día ha empezado bonito, soleado. 
Y por eso nada más levantarme me he tomado un chocolate caliente muy, muy rico y he pintado corazones en los cristales, corazones con sonrisas.
Como la sonrisa tan grande que tiene el mío.
Y he salido a bailar, ya sabéis, con mis zapatos rojos. Y la gente me miraba como si estuviese loca, y la verdad, un punto de locura tengo, pero de esa sana, de la que te hace ser diferente a los demás, especial. Me he comido dos piruletas de corazón y un regaliz rojo. 
Y cuando he regresado a casa, seguía contenta y feliz. 

2 comentarios:

Magda Bastida dijo...

disfruta es alegría, y que dure. Que dure mucho ;)

La Chica Piruleta dijo...

Gracias guapa!!!
Un besito.